28 junio 2021

Ana López-Casero se incorpora al Patronato de Fundación Mutualidad Abogacía

< volver sala de prensa

Fundación Mutualidad Abogacía ha anunciado hoy la incorporación de Ana López-Casero Beltrán, actual Tesorera y miembro del Órgano de Gobierno del Consejo General de Farmacéuticos, en el Patronato de la Fundación.

Ana López-Casero cuenta con 29 años de experiencia en el sector farmacéutico, financiero y tercer sector. A lo largo de su carrera profesional, ha participado en el gobierno de varias organizaciones y empresas, y ha ejercido numerosos cargos de responsabilidad, entre ellos, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real, directora de Relaciones Institucionales de Globalcaja y directora general de las fundaciones de desarrollo socioeconómico, emprendimiento e innovación en Fundación Horizonte XXII Globalcaja y Fundación Euro Cajarural. También ha sido patrona de la Fundación Euro Cajarural y Directora General de la Fundación Francisco Luzón para la ELA.

Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid, ha completado su formación directiva en diferentes Escuelas de Negocio: PDG por IESE, ADIS (Programa de Alta Dirección de Instituciones Sociales) por el Instituto San Telmo de Sevilla, “Senior Management Program in Strategic Marketing” por ESIC Business and marketing School y PLCE (Programa de Liderazgo Corporativo en Emprendimiento e Innovación) por Deusto Business School.

Además, es miembro de diferentes Sociedades científicas del ámbito farmacéutico y de diferentes ONGS, así como ponente y colaboradora en temas de liderazgo femenino, emprendimiento, ODS, formación directiva y educación sanitaria en Universidades y Escuelas de Negocio.

Como nuevo miembro del máximo órgano de gobierno y representación de la Fundación Mutualidad Abogacía, López-Casero tendrá la misión, junto con el resto del Patronato de cumplir con los fines fundacionales, así como la administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación.

Sobre esta nueva oportunidad laboral, Ana López Casero declara:

“Para mí es un honor formar parte de este proyecto. Lo que más me motiva es el compromiso de la Fundación con la innovación y la construcción de una sociedad más sostenible. Destaco, especialmente, el tratamiento de uno de los retos sociales y económicos más importantes a los que nos enfrentemos como sociedad: el envejecimiento, algo que, como sanitaria, conozco bien desde otros ámbitos. La Escuela de Pensamiento y la Cátedra sobre economía del envejecimiento suponen un espacio de generación de conocimiento muy valioso.”