5 noviembre 2021

En Mutualidad de la Abogacía apoyamos la acción por el clima

< volver sala de prensa
Más sobre

Bajo el lema “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”, estos días se celebra en Glasgow la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, COP26. Un encuentro en el que gobiernos, empresas y sociedad civil aúnan esfuerzos para frenar los graves problemas medioambientales a los que se enfrenta nuestro planeta y lograr los objetivos del Acuerdo de París.

La acción climática no es una responsabilidad exclusiva de los gobiernos, sino que requiere de la intervención de la sociedad en su conjunto. En este sentido, no cabe duda de que las empresas somos un agente de cambio clave en una cuestión que no admite ya más excusas ni demoras; y que, además, impulsa la transformación e implica nuevas oportunidades para las organizaciones.

En Mutualidad de la Abogacía somos conscientes de ello y estamos comprometidos con la lucha contra el cambio climático. Por ello, fomentamos una gestión responsable, en la que el respeto al medioambiente está presente en nuestra actividad diaria y en nuestras decisiones de inversión.

Somos miembros de la Red Española del Pacto Mundial, lo que nos compromete públicamente a mantener un enfoque medioambiental preventivo (Principio 7), promover la responsabilidad ambiental (Principio 8) y favorecer el uso de tecnología respetuosa con el entorno (Principio 9). Asimismo, integramos el ODS 13 (acción por el clima) dentro de los ODS prioritarios de la compañía.

Nuestro Código Ético y de Conducta incluye de manera explícita la máxima de satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin afectar la capacidad de las futuras, promoviendo el respeto al medioambiente y a los ecosistemas naturales.

Como agente que interviene en los mercados financieros, entendemos la inversión como palanca de cambio para impactar de forma positiva en el planeta y en la sociedad. En 2020, el 48,7% de las inversiones netas (más de 484 millones de euros) se destinaron a activos socialmente responsables tales como energías limpias, entre otros.

Medimos y auditamos nuestra Huella de Carbono, lo que nos permite conocer mejor cómo afecta nuestra actividad al entorno y poner en marcha diferentes iniciativas para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Gracias a ello, hemos sido reconocidos con el sello “Calculo y Reduzco” del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto, a través de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC).

Este año nos hemos convertido en una compañía “neutra en carbono”, compensado nuestra huella apoyando proyectos de reforestación, lo que nos sitúa como un referente en este ámbito dentro del sector asegurador de nuestro país.

Destaca también nuestro compromiso con la energía verde, ya que el 100% de la electricidad que la Mutualidad gestiona tiene garantía de origen de fuentes renovables.

Creemos que la formación y sensibilización de la sociedad, especialmente de las generaciones más jóvenes, puede marcar la diferencia, por lo que contamos con proyectos como el “Laboratorio Ahorro y Consumo Responsable” de Fundación Mutualidad Abogacía para estimular el consumo sostenible y la economía circular. Además, la Escuela de Pensamiento de la Fundación incluye en sus líneas de actuación el estudio sobre los efectos del cambio climático en la salud, el estilo de vida y la longevidad de las personas. Asimismo, apoyamos iniciativas externas que promuevan la acción por el clima y la concienciación de la población.

Nuestro compromiso con el medioambiente también se materializa en nuestras inversiones inmobiliarias, lo que nos ha permitido obtener el sello BREEAM® en 15 edificios de nuestra cartera.

Adicionalmente, nuestro Plan de Sostenibilidad vigente integra la dimensión ambiental como eje clave de actuación y cuenta con iniciativas, que verán la luz en el próximo ejercicio, tales como la activación de un programa de gestión ambiental o la instalación de paneles solares en nuestras oficinas, entre otras.

A pesar de los logros conseguidos hasta el momento, somos conscientes de que aún nos queda margen de mejora, por lo que seguiremos trabajando para ser más eficientes y controlar mejor nuestras emisiones de CO2. Porque cuidar de nuestro planeta es una responsabilidad de todos.