30 enero 2020

Manuel de la Peña Garrido recibe el Premio Anual del XI Concurso de Microrrelatos sobre Abogados

< volver sala de prensa

Manuel de la Peña Garrido, abogado y mutualista madrileño, recibió este jueves el Premio Anual del XI Concurso de Microrrelatos sobre Abogados, organizado por el Consejo General de la Abogacía Española y la Mutualidad de la Abogacía, gracias a su relato “Cuestión de tiempo”, que fue elegido como el mejor de la XI edición tras haberse hecho con el premio a la mejor historia recibida en el mes de febrero de la pasada edición del concurso.

El Premio, dotado con 3.000 euros, se lo entregó la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega Benito, y el presidente de la Mutualidad, Enrique Sanz Fernández-Lomana. Durante el acto de entrega, celebrado en la sede de la Mutualidad, el  autor agradeció a los organizadores del concurso, al ilustrador de su microrrelato y a los miembros del jurado por haber puesto en marcha este concurso y por haber decidido que su relato era el mejor de entre todos los recibidos. Se mostró especialmente agradecido con Antonio Garrigues y Peridis por ser “ejemplo, el primero, de jurista integral y abogado humanista y maestro, el segundo, en el arte de hacer caricaturas”.

La presidenta de la Abogacía, Victoria Ortega, quiso resaltar en su intervención el valor de “sintetizar en 150 palabras y bajo el férreo marcaje de los cinco vocablos que los textos deben contener”, algo paradójico para los abogados, acostumbrados a escribir largos pergaminos de razonamientos jurídicos o leer sentencias de más de 100 páginas. Además, celebró la capacidad que tiene el concurso de seguir creciendo y llevar ya 11 ediciones. La presidenta de la Abogacía Española quiso felicitar al ganador, “persistente concursante del que el jurado sabría reconocer su valía como narrador así como la vida de sus relatos, que después de largas jornadas de trabajo, se sienta frente a una hoja en blanco para redactar desde la nada un escrito que nos cuenta con sencillez algo que nos preocupa: el futuro de nuestra profesión”, añadió, y al resto de ganadores de ediciones mensuales que quisieron compartir con el ganador este acto. Reconoció tener “una pasión personal no sólo por conocer los relatos de los finalistas, sino por intentar adivinar el que se alzaría con el premio anual”. Para finalizar, Ortega quiso agradecer tanto a las firmas invitadas que escriben este año en la edición del libro de la XI edición del concurso, como a los miembros del jurado.

Por su parte, Enrique Sanz, presidente de la Mutualidad, señaló durante la apertura del evento que “el acto de hoy es uno de los momentos que más disfruto porque tenemos la oportunidad de reconocer el talento y las habilidades creativas de nuestra profesión”, al tiempo que quiso tener un recuerdo para todos quienes han participado a lo largo de este año en el concurso y, de manera muy especial, a los finalistas y al ganador, todos escritos “concentrados en solo 150 palabras , trabajo que me parece realmente complejo y requiere gran ingenio”. También quiso aprovechar la ocasión para felicitar a la presidenta de la Abogacía por su reciente reelección al frente del Consejo y al anterior secretario general técnico del Consejo General de la Abogacía, Pablo Zapatero, por su nombramiento como secretario de Estado de Justicia, cuyas responsabilidades y aciertos “serán buenos para el ámbito de la justicia y de la abogacía”. Por último, el presidente de la Mutualidad quiso hacer una mención a la nueva edición del concurso: “Este año hemos decidido vincularla a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los ODS. Nuestras respectivas instituciones –el Consejo y la Mutualidad- están plenamente comprometidas con la Agenda 2030 y hemos convenido en que esta iniciativa conjunta puede ayudarnos a sensibilizar aún más sobre los retos sociales, económicos y medioambientales de nuestro planeta”.

En el acto estuvieron presentes algunos de los miembros del jurado del premio, como   Antonio Garrigues, presidente honorífico de Garrigues Abogados; Joaquín García-Romanillos, vocal de la Mutualidad de la Abogacía; José María Palomares, director de Comunicación de la Mutualidad de la Abogacía; o Cristina Llop, vicesecretaria de Comunicación y Marketing del Consejo General de la Abogacía Española, así como algunas de las firmas que escriben en la última edición del libro recopilatorio de microrrelatos, como Rosalina Díaz, presidenta de la Fundación Wolters Kluwer; Pilar Pérez Solano, directora, productora y guionista de cine española; Javier Moscoso, presidente del Consejo Editorial de Thomson Reuters Aranzadi; o Francisco Muro, periodista y anterior director de Comunicación y Marketing del Consejo.

En el micrositio https://microrrelatos.abogacia.es/ pueden consultarse todos los relatos seleccionados y ganadores de las diez ediciones que lleva celebradas el concurso, así como las bases para la participación y el formulario a través del cual los participantes pueden enviar su relato junto a sus datos personales.

Relato ganador

Tenía que pasar. Tenía que pasarme. A mí, que pensaba: “apenas unos años de ejercicio y a disfrutar de la vida, allende los juzgados y su fauna”. A mí, el rey de los casos difíciles, exitoso defensor de pobres inocentes y autores de crímenes escalofriantes, el abogado-orquesta, capaz de tocar todos los palos jurídicos, con clientela fiel y diversa, desde empresas cotizadas en bolsa hasta vetustas tiendas de barrio. Me lo advirtió la perfumera de la esquina mientras echaba el cierre: “no tenemos futuro, don Bernabé, los tiempos han cambiado; no podemos competir con gigantes de la distribución, con los monstruos de internet; estamos tan obsoletos como esa loción capilar que yo seguía vendiéndole”. Sentado en mi impersonal cubículo, idéntico a tantos otros, me pongo los auriculares. Mi primera llamada. -Fastadvisor, abogados 24 horas, le atiende Bernabé. ¿En qué puedo ayudarle?

mcorper mattis, pulvinar dapibus leo.