22 Mayo 2017

El ratio de Solvencia de la Mutualidad se sitúa en el 225%, más del doble del valor requerido por la Dirección General de Seguros

< volver sala de prensa

Con el propósito de garantizar la transparencia hacia sus mutualistas y el mercado en general, la Mutualidad publica el Informe sobre la Situación Financiera y de Solvencia, dando así cumplimiento a uno de los requisitos exigidos por la reciente normativa de Solvencia II.

La nueva regulación de Solvencia II, que entró en vigor el 1 de enero de 2016, ha supuesto un cambio estructural significativo para el sector asegurador, obligando a las entidades a llevar a cabo un importante proceso de adaptación a los nuevos requerimientos recogidos en los denominados tres pilares en los que se estructura la mencionada Directiva de Solvencia II, y sobre los que la Mutualidad viene trabajando y gestionando los últimos años.

En relación con los requerimientos del Pilar 3, la normativa básica de aplicación recogida en los artículos 80 a 82 y 144 de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, establece que todas las entidades y grupos aseguradores deberán publicar anualmente un Informe sobre su Situación Financiera y de Solvencia con el propósito de que todas ellas participen activamente y suministren una información coherente, completa, comparable y de alta calidad a todos los asegurados y al mercado en general.

El referido informe ha sido aprobado por la Junta de Gobierno de la Mutualidad, así como revisado y auditada su veracidad por la firma de auditoría Ernst & Young, S.L.

Pese a que la Mutualidad lleva tiempo utilizando todos sus medios de difusión (empleados, revista, web, jornadas con los mutualistas, Congresos, Asamblea, etc.) para tratar de hacer su negocio más transparente y accesible para sus mutualistas, sin duda este informe constituye un hito importante para la Mutualidad y el sector en general, ya que sin duda tendrá un impacto significativo en la percepción que puede tener el mercado y los asegurados en relación con las entidades, pues este permitirá su comparabilidad bajo un marco de valoración e información homogéneo, y donde las entidades que más solventes y más transparentes sean en su gestión saldrán sin duda reforzadas.