20 marzo 2020

La cartera de inversiones de Mutualidad de la Abogacía se mantiene estable y solvente ante la volatilidad bursátil

< volver sala de prensa

La cartera de inversiones de Mutualidad de la Abogacía,  entidad sin ánimo de lucro que ofrece a los profesionales del mundo del Derecho y a sus familias soluciones para cubrir todas sus necesidades de previsión y ahorro, se está manteniendo estable y solvente ante la volatilidad bursátil generada por el impacto del coronavirus.

Este escenario de robustez en la cartera de Mutualidad de la Abogacía es fruto de la estrategia de inversión que aplica la entidad y que, por la propia estructura de la cartera, se encuentra preparada para asumir el momento actual.

La exposición de la cartera a renta variable representa solo el 6,4% del total de cartera a cierre de 2019, lo que protege a los mutualistas de la entidad ante la elevada volatilidad bursátil.

Asimismo, en el segmento de renta fija, la cartera cuenta con una elevada diversificación al acumular 105 emisores distintos de deuda en renta fija de elevada calidad crediticia en los más de 6.000 millones de euros en bonos que gestiona la Mutualidad.

Además, a cierre de 2019, la entidad dispone de un potente colchón financiero con más de 1.600 millones de euros de Fondos Propios que suponen una garantía adicional y definitiva de la solvencia de la Mutualidad en su actividad habitual e incluso ante situaciones de estrés financiero. Esta aventajada situación se complementa con la elevada liquidez y tesorería que dispone la Mutualidad para hacer frente a cualquier eventualidad o necesidad de fondos, pagos o inversiones que alcanza casi los 700 millones de euros.

En palabras de Pedro del Pozo, director de Inversiones Financieras de Mutualidad de la Abogacía: “En un momento tan difícil como el actual, la confianza en nuestra cartera es plena. En ese sentido, la serenidad es esencial. Teniendo además en cuenta que las actuaciones de la Mutualidad miran en el largo plazo, los mercados actuales pueden llegar a ofrecer, bajo determinadas circunstancias y con la máxima prudencia, oportunidades más que razonables de inversión.”