31 octubre 2017

Éxito de asistencia en el I Encuentro Económico Asegurador, organizado por la Mutualidad de la Abogacía [VIDEO DEL EVENTO]

< volver sala de prensa

El pasado 27 de octubre, la Mutualidad de la Abogacía congregó en Madrid a expertos de primer nivel para debatir sobre las perspectivas económicas y riesgos emergentes en los nuevos Encuentros Económicos Aseguradores organizados por la entidad, un nuevo formato más dinámico que las tradicionales Jornadas Financieras.

[Vídeo del evento al final del artículo]

En sus palabras de bienvenida el presidente de la Mutualidad, Enrique Sanz Fernández-Lomana dijo que el objetivo de la iniciativa “es contribuir a divulgar la decisiva importancia de los sistemas de previsión, ahorro y seguro en un entorno económico cada vez más complejo y sofisticado”.

Para el presidente de la entidad, la actividad de la Mutualidad “adquiere especial relevancia sólo en la medida en que hemos sido y seamos capaces de aglutinar en el ámbito de la previsión social los intereses económicos de las decenas de miles de abogados de toda España que nos han premiado con su confianza”.

 

La apertura institucional corrió a cargo de la vicepresidenta tercera de Congreso de los Diputados, Rosa Romero, que en su intervención puso en valor a la Abogacía y a los abogados como aquellos que “velan por el mantenimiento de uno de los principios universales, la Justicia, a través de una noble profesión que respeta y acata los valores que entraña la Constitución Española”.

En cuanto a la economía española, Romero la calificó de “robusta”, teniendo en cuenta que cerró 2016 con un crecimiento del 3,2% del PIB, uno de los mayores crecimientos entre los países desarrollados y casi el doble de la media de Europa.

Moderado por el periodista de Expansión, Pablo Cerezal, el primer panel de expertos sobre ‘El nuevo entorno económico y sus perspectivas de futuro’, el primer ponente en intervenir fue Juan Carlos Ureta, presidente de RENTA 4, que analizó la situación económica desde el ángulo del crecimiento y el de la fortaleza de fondo, “ángulos que no siempre coinciden”.

Al referirse a la economía global, Ureta señaló que en el ángulo del crecimiento, el FMI lo apunta como “global sincronizado superior al 3,5% este año, acelerándose” y dice que economías tan importantes como la de Rusia y Brasil saldrán de la recesión en 2018. En el otro ángulo, el FMI alerta de la elevada deuda global, “más de dos veces el PIB global”. Este comportamiento es muy similar en el caso de la economía española que, según explicó el presidente de RENTA 4, “es competitiva pero no tiene fortaleza de balance, lo que la hace frágil y con cinco dependencias: de la financiación exterior, de la confianza internacional, del modelo de ‘easy money’, del ciclo económico exterior y del petróleo.

El catedrático de Economía Aplicada Manuel Lagares inició su intervención expresando su preocupación por los “hechos de estos días” y mostró su apoyo a la Constitución, al Rey y al Gobierno de España”.

Para Lagares, “España está terminando de superar una crisis terrible”.

La situación a día de hoy, según Lagares, es de “un crecimiento sostenido y estable de la producción con tasas superiores al 3%, con estabilidad razonada de precios y de fuerte creación de empleo cercana a la del 2006”.

Por su parte, Rafael Doménech, responsable de análisis macroeconómico del BBVA, afirmó también que “estamos en un contexto de recuperación global” e identificó las incertidumbres para 2018 relacionadas con la “la evolución de la inflación respecto de los objetivos de los Bancos Centrales, el relevo en la Reserva Federal y la no subida de tipos de interés de intervención hasta 2019, lo que genera vulnerabilidad financiera y desequilibrios”.

En cuanto a la economía española, la definió como “más productiva y competitiva” con un nivel de producción que ha recuperado las cifras del 2008 y, por primera vez, con creación de empleo sin incurrir en el déficit exterior.

 

 

El segundo panel sobre ‘Adaptación del sector asegurador a los desafíos tecnológicos y otros riesgos emergentes’, moderado por la periodista de Expansión, Elisa del Pozo, lo inició José Miguel Rodríguez, presidente de la Escuela de Práctica Financiera y Actuarial del Instituto de Actuarios Españoles, que como novedad para el sector apuntó a que “las entidades aporten servicios de predicción”. En su opinión, van a cambiar las contingencias a cubrir y el propio contrato de seguro.

Rodríguez abogó por “un mercado transparente” para el consumidor donde los dispositivos de disrupción analítica que terminarán en modelos de inteligencia artificial no se conviertan en “cajas negras” imposibles de auditar y ve necesario que “tengan abierto el algoritmo y se ponga a disposición del regulador”.

La directora de Cumplimiento normativo y control interno de la Mutualidad de la Abogacía, Laura Duque, analizó los riesgos y retos normativos a los que se enfrentan las empresas aseguradoras en 2018. Y todo ello en un escenario donde hay que tener en cuenta “el riesgo de incumplimiento relacionado con el consumidor, que no solo implica un riesgo  de responsabilidad civil sino también reputacional, especialmente en las entidades sin ánimo de lucro, como mutuas y mutualidades”.

 

 

Para Duque el próximo año habrá que tener en cuenta tres normas “muy relevantes para el sector”: los Productos de Inversión Minoristas Empaquetados Basados en Seguros para Particulares (PRIIPs); el Reglamento de Protección de Datos; y la Directiva de Distribución de Seguros (IDD).

El PRIIPs, que entra en vigor el 1 de enero con efecto en los seguros de Vida Inversión, señaló que “en el sector tenemos muchas dudas sobre su aplicación y pedimos al supervisor que aclare, sobre todo, su ámbito de aplicación”.

En cuanto al Reglamento de Protección de Datos, Duque explicó que es “una norma extraordinariamente importante, ya que nos traslada la responsabilidad de ser diligentes y de crear los procesos para serlo, con multas que podrían llegar hasta los 20 millones de euros”.

De la IDD destacó que vendría bien la prórroga para su entrada en vigor que anuncia la Administración aunque “los impactos son tan enormes que tampoco sería cuestión de echarse a dormir. Hay mucha tarea por delante como la obligación de crear 7 documentos nuevos de información al cliente, por escrito, en soporte duradero, y a demostrar que se lo hemos entregado”.

El panel lo finalizaba Francisco Carrasco, subdirector general de la  Dirección General de Seguros del Ministerio de Economía que quiso matizar en cuanto a las regulaciones que “muchas de las preguntas o quejas que nos trasladan las entidades no vienen del regulador español, como es el caso del importe de las multas. En el ámbito financiero, cada vez es más normal que las normas vengan de la UE y, efectivamente, algunas contienen puntos oscuros que deben ser aclarados”.

Carrasco hizo también referencia al fenómeno insurtech y explicó que se ha creado un grupo de trabajo en el seno de la Junta Consultiva de Seguros y Pensiones para estudiar el impacto en el sector: “Todos sabemos que la regulación va detrás de la realidad, pero hay que estar lo más cerca posible de la realidad para asegurar que la regulación no es un obstáculo a la digitalización, entre otras cosas. Todo aplicando el principio de proporcionalidad” dijo.

El cierre a este I Encuentro lo hizo el presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana, que afirmó: “Nos llevamos un mensaje optimista de futuro en el sector económico financiero sustentando en el rigor, en el conocimiento y en el análisis”. En cuanto al sector asegurador “se ha puesto de manifiesto el cambio de modelo sustentado en la tecnología”, señaló, con “la alerta puesta en los riesgos de incumplimiento con respecto a sanciones y riesgo reputacional”.

La responsable de clausurar la jornada fue Irene Garrido, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa del Ministerio de Economía, que aplaudió este tipo de iniciativas que “sirven para analizar los retos de estos sectores”.

Garrido dijo que la síntesis de las perspectivas de la economía española “es favorable con un patrón de crecimiento sano y sostenible que erradica y reduce desequilibrios como el déficit por cuenta corriente, el desempleo, el déficit público o el endeudamiento público y privado”. El sector asegurador, añadió, “es un importante elemento estabilizador de toda la actividad económica”.

 

Primera parte

Segunda parte