27 abril 2021

Mutualidad de la Abogacía destinó casi el 50% de sus inversiones a activos sostenibles y socialmente responsables en 2020

< volver sala de prensa
Más sobre

Memoria anual de Responsabilidad Corporativa y de información no financiera

  • La entidad ha presentado su Memoria de Responsabilidad Corporativa y de información no financiera 2020 donde se refleja sus avance en materia de gestión responsable, indicadores ambientales, sociales y de gobierno
  • En 2020, el 48,7% de las inversiones netas se destinó a activos sostenibles, socialmente responsables o energías limpias
  • La compañía redujo un 60% su huella de carbono. Además, en 2021 será neutra en carbono, compensando el total de las emisiones del ejercicio 2020
  • La entidad alcanza el ecuador del Plan de Acción 2018-2022 que integra la sostenibilidad de forma transversal como palanca para desarrollar iniciativas de valor para sus grupos de interés

 

Madrid, 27 de abril de 2021. Mutualidad de la Abogacía, entidad aseguradora sin ánimo de lucro que ofrece a los profesionales del derecho y a sus familias soluciones para cubrir todas sus necesidades de previsión y ahorro, ha presentado su Memoria Anual de Responsabilidad Corporativa y de información no financiera donde se recoge el avance de la compañía en materia de sostenibilidad, así como su contribución a la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La entidad se encuentra en el ecuador del Plan Estratégico 2018-2022, una hoja de ruta hacia una Mutualidad de la Abogacía más transparente, eficiente y responsable. El pasado año tuvimos que enfrentar innumerables retos, tanto en lo personal como en lo profesional, con motivo de la pandemia; sin embargo, gracias al esfuerzo de nuestro equipo y la confianza de los mutualistas, hemos conseguido mantener nuestra actividad y llevar a cabo numerosas iniciativas en respuesta a todos esos retos”, ha declarado Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de Mutualidad de la Abogacía.

 

Un nuevo hito en Inversión Socialmente Responsable

En 2020, el 48,7% de las inversiones netas (más de 484 millones de euros) se destinó a activos sostenibles, socialmente responsables, energías limpias y temas de interés social como el envejecimiento poblacional o la robótica, frente al 22% (146 millones de euros) de 2019.

En Mutualidad de la Abogacía entendemos la inversión como palanca de cambio para generar valor, así como para impactar de forma positiva en la sociedad. Por esta razón, apostamos por las inversiones socialmente responsables y actuamos como agente que interviene en los mercados financieros de una forma responsable y que contribuye al crecimiento sostenible de la economía y a lograr una sociedad más próspera”, comenta Rafael Navas, director general de Mutualidad de la Abogacía.

 

Mutualidad de la Abogacía frente a la COVID-19

La situación de emergencia provocada por la pandemia de la Covid-19 planteó la necesidad de poner en marcha diferentes medidas destinadas a garantizar la seguridad y bienestar de los empleados, así como a apoyar a los mutualistas; dos grupos de interés clave para la compañía. En este sentido, la entidad aseguradora ha contado, desde el pasado marzo, con un Comité de Contingencia, encargado de monitorizar permanentemente la situación para tomar decisiones en tiempo real.

Mutualidad de la Abogacía puso en marcha diferentes iniciativas orientadas a sus profesionales entre las que destacan: el 100% de la plantilla en teletrabajo, con un importante despliegue tecnológico; ningún empleado en ERTE y nuevas incorporaciones a través de onboarding digital; servicio de atención psicológica; herramientas para medir el estado anímico o una evaluación integrada de la infección por SARS-CoV-2 para todos los empleados.

En lo referente a medidas de apoyo para los mutualistas, la Mutualidad consideró el aislamiento preventivo, por causa de la COVID-19, como baja laboral y estableció soluciones flexibles de aplazamiento de cuotas.

En lo que respecta a ayudas directas a los mutualistas, Fundación Mutualidad de la Abogacía ha destinado 500.000 euros para ayudas a familiares directos de abogados de turnos de oficio fallecidos por causa de la COVID-19, ha otorgado más de 700.000 euros en ayudas extraordinarias a mutualistas alternativos y ha destinado una dotación de 5 millones de euros para préstamos de 2.000 y 3.000 euros a interés 0%.

En el ámbito social, Fundación Mutualidad de la Abogacía puso en funcionamiento iniciativas encaminadas al acompañamiento emocional de todo el colectivo de mutualistas. Se estableció una colaboración con la asociación Grandes Amigos, que dispuso un servicio gratuito de llamadas telefónicas para acompañar a mutualistas mayores de 65 años durante el confinamiento, y con el Consejo General de Psicólogos de Madrid, para brindar atención psicológica gratuita por teléfono o videoconferencia para atender inquietudes de los mutualistas.

De manera adicional, la entidad gestionó la donación de equipos de protección para personas con diversidad intelectual a través de la ONG Plena Inclusión.

 

Una Mutualidad comprometida con el medioambiente

En el ejercicio 2020, la Mutualidad calculó su huella de carbono a partir del modelo internacional GHG Protocol, que incluye emisiones directas, indirectas e inducidas. Los resultados indican que, en el último ejercicio, la entidad redujo sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en casi un 60%, pasando de 640 toneladas emitidas en 2019 a 260 durante 2020.

Esta disminución es resultado de la situación de pandemia, que ha favorecido el teletrabajo y la cancelación de viajes. Sin embargo, la entidad ha apostado porque el 100% de la energía eléctrica que gestiona provenga de fuentes de energía renovable, así como por mejoras en sus instalaciones que optimicen la eficiencia en el consumo de energía, agua o papel, entre otros recursos.

De la misma forma, Mutualidad de la Abogacía certificó, durante el pasado ejercicio, su sede principal, así como los edificios más significativos de su cartera inmobiliaria directa, a través de la metodología BREEAM®, método de evaluación y certificación de la sostenibilidad en la edificación. Incluyendo la sede de la entidad, se evaluaron un total de 14 edificios con resultados muy satisfactorios.

 

Transparencia y ética

Mutualidad de la Abogacía presenta, por primera vez en su historia, el primer Informe de Gobierno Corporativo. En su especial preocupación por implementar buenas prácticas de Gobierno Corporativo y, a pesar de que la exigencia sobre la elaboración del Informe solo resulta de obligado cumplimiento para las sociedades cotizadas, Mutualidad de la Abogacía ha decidido someterse voluntariamente a los principios y normas existentes en el ordenamiento jurídico español.

El informe recoge información completa y razonada sobre la estructuras y prácticas de gobierno de la Mutualidad, de forma que permita conocer los datos relativos a los procesos de toma de decisiones y todos los demás que revelen aspectos importantes del gobierno societario, con objeto de que los diferentes públicos puedan hacerse una imagen fiel y un juicio fundado de la entidad.

Así mismo, uno de los retos de la entidad es garantizar los derechos fundamentales en todas las acciones que lleva a cabo, en este sentido, en mayo de 2020 lanzó su nuevo Código Ético y de Conducta.  El código se aplica en todos sus ámbitos de actividad y en las relaciones con todos sus grupos de interés, desde mutualistas hasta proveedores y partners, así como en el equipo humano de la Mutualidad. El Código Ético y de Conducta incluye de manera explícita aspectos como el uso y desempeño de inteligencia artificial en las operaciones de la entidad. Asimismo, incluye el compromiso por evitar determinadas conductas, como la discriminación consciente/inconsciente o los sesgos cognitivos.

 

Fundación Mutualidad Abogacía, un pilar fundamental en la estrategia RSC

Fundación Mutualidad Abogacía, creada en 2003, ocupa un lugar destacado en la estrategia de RSC y sostenibilidad de la entidad. La Fundación tiene la misión de aportar más valor a los profesionales del derecho y a la sociedad a través de sus líneas de actuación, basadas en la cultura financiera y del ahorro, el talento jurídico, el compromiso social y el envejecimiento.

Durante 2020, la Fundación puso en marcha numerosas iniciativas como el Lab de Emprendimiento Jurídico (que actualmente se encuentra en su segunda edición);  el Observatorio del Ahorro Familiar en colaboración con Fundación IE; el Laboratorio de Ahorro y Consumo Responsable o la Cátedra sobre Economía del Envejecimiento junto con la Universitat de Barcelona. A su vez, continuó impulsando la Escuela de Pensamiento, un espacio de opinión y reflexión que investiga las realidades del envejecimiento, con el objetivo de aportar datos de valor para uno de los principales factores demográficos del s. XXI.

La Fundación estableció, durante el pasado ejercicio, una alianza estratégica con Cruz Roja para apoyar a esta organización humanitaria en la lucha contra la desigualdad social en las personas mayores, jóvenes y familias en vulnerabilidad social y/o residencial.

Cabe destacar, la labor de divulgación de Fundación Mutualidad Abogacía que, en 2020, publicó dos libros: Envejecimiento como riesgo empresarial y Reflexiones COVID-19: aprendizajes para una nueva era. La Fundación puso también en funcionamiento un portal de formación gratuito a través de su página web. La plataforma cuenta con una amplia gama de recursos formativos tales como talleres, contenidos audiovisuales o lecturas, así como con módulos específicos de aprendizaje sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la cultura financiera o la organización profesional básica del abogado. Su objetivo es seguir ampliando la oferta formativa a lo largo de 2021.