11 junio 2020

Mutualidad de la Abogacía redujo a la mitad su huella de carbono en 2019

< volver sala de prensa

En palabras de Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de Mutualidad de la Abogacía: “nuestra ambición consiste en que el plan de RSC evolucione y crezca con la propia entidad así como con las demandas de nuestros grupos de interés y de la sociedad en su conjunto”  y añade: “en lo que respecta a la RSC en el ámbito económico, nuestro objetivo es continuar apostando por los activos ESG, otorgándoles cada vez más peso en nuestra cartera de inversiones. Y, en cuanto al aspecto social, estamos enfocados en la atracción del talento y en lograr la plena transformación digital de la entidad como herramienta clave para llegar a todos nuestros públicos y cubrir sus expectativas.”

En este contexto, en el plan de actuación de RSC de la Mutualidad se marcan como objetivos indispensables el cumplimiento de los Diez Principios del Pacto Mundial, basados en derechos humanos, normas laborales, medioambiente y anticorrupción, así como varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

 

Inversión responsable y compromiso con el medio ambiente

Las Inversiones Socialmente Responsables (ISR) tienen cada vez más importancia dentro del conjunto de la cartera de la Mutualidad. En 2019, más del 22% – 146 millones de euros – de las inversiones se destinaron a activos sostenibles, socialmente responsables, infraestructuras, energías limpias o temáticas tales como de envejecimiento poblacional o de robótica. De ellas, el 48 %  – 71 millones de euros –  correspondieron a bonos verdes, sostenibles e infraestructuras de energías renovables.

Este compromiso se refleja también de manera interna, ya que, desde 2017, la Mutualidad de la Abogacía calcula el impacto de su la huella de carbono con el fin de establecer objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de neutralidad en carbono. En 2019, la entidad realizó este análisis, cuantificando los gases de efecto invernadero que generan los edificios, los locales y los vehículos atribuibles a las actividades sobre las que la organización ejerce control. De esta forma se logró evitar la emisión de 695,567 toneladas de CO2, lo que ha representado una disminución del 51,53% respecto a 2018. Asimismo, la huella de carbono de la Mutualidad de la Abogacía ha sido certificada por una entidad independiente conforme a las Normas de Calidad UNE-ISO 14064-1 e UNE-ISO 14064-3.

Transformación digital

La transformación digital en la Mutualidad no es un fin, sino un medio que ayuda a la entidad a lograr sus objetivos, así como una herramienta para que los mutualistas reciban un servicio más personalizado y enriquecedor.

Por ello, en 2019 ha impulsado nuevas formas de relacionarse con sus mutualistas: ha puesto en marcha la nueva área personal de la web para mutualistas y ha creado una nueva App que facilita a los mutualistas la gestión de sus productos y servicios a través del móvil. Ambos canales han obteniendo una excelente aceptación: cerca de 120.000 dispositivos únicos han accedido a la web en el último año y la App ha registrado 8.600 usuarios activos en menos de dos meses.

A medida que la Mutualidad avanza en la transformación digital con la aplicación de la inteligencia artificial para interactuar con los mutualistas y tomar decisiones de negocio, surge la necesidad de dotar a este proceso de valores y principios éticos. Por ello, en 2019, la entidad crea el Comité de Ética de la Inteligencia Artificial, una iniciativa pionera en el sector financiero y asegurador español avalada con un elenco de miembros expertos de primera fila en esta realidad.

Este órgano es el responsable de vigilar los usos e impactos de la inteligencia artificial, garantizando que la recopilación, el alojamiento y el uso de los datos se realizan de manera ética, transparente y democrática.

 

La Fundación Mutualidad Abogacía avanza

En 2019, la Fundación Mutualidad Abogacía ha redefinido su estrategia con el objetivo de ser un referente y un agente de cambio además de convertirse en un proyecto medular de la estrategia de RSC de la entidad. En este sentido, la Fundación desarrolla su actividad a través de cuatro ejes de actuación estratégicos: cultura financiera y del ahorro, emprendimiento y talento jurídico, compromiso social y envejecimiento.

Entre todas las iniciativas puestas en marcha en 2019, destaca la creación de la Escuela de Pensamiento. Un espacio de opinión y reflexión que investiga las realidades del envejecimiento, con el objetivo de aportar datos de valor para uno de los principales factores demográficos del s. XXI.

 

Crecimiento responsable

La mejora de la experiencia del mutualista es la piedra angular de la estrategia de la Mutualidad de la Abogacía. En 2019, la entidad creció hasta los 205.109 mutualistas, llegando a gestionar ahorros por valor de 7.951 millones de euros, un 9,2% más que en el anterior ejercicio.

Las inversiones realizadas por la entidad en 2019 registraron una rentabilidad media del 4,20%, lo que permitió retribuir a los mutualistas una rentabilidad a cuenta del 3.78%. Además, en 2019, a través de la Fundación Mutualidad Abogacía, se otorgaron ayudas a mutualistas por valor de 3,1 millones de euros, para procurar asistencia social y bienestar en diferentes aspectos, como la complementación de pensiones mínimas, autonomía personal, diversidad funcional, necesidades extraordinarias, guardería o estudios.

Enlaces de interés